Presentación

El Archivo de imágenes es una iniciativa del Instituto de la Villa del Ayuntamiento de Casabermeja con el objetivo de recuperar nuestra memoria y preservarla a través de un soporte digital que nos permita acceder a ella de manera fácil.
Con este proyecto se pretende recuperar la memoria histórica de Casabermeja a través de las fotografías, estas recogen la historia reciente, que aún perdura y  podrán hacerse consciente y compartirla con las generaciones presentes y futuras. Se recuperara visualmente la arquitectura popular, las costumbres y tradiciones que persistieron durante el siglo pasado y que nos han conformado como pueblo.
Por tal motivo, necesitamos vuestra colaboración para poder acceder a vuestras imágenes y fotografías. Es fundamental la colaboración de todos los ciudadanos de Casabermeja que tengan fotos antiguas.
El procedimiento consiste en que nos facilitéis vuestras fotos y personal técnico en audiovisual las digitalizara y os las devolverá en el momento.
Las imágenes en soporte papel, película, diapositiva, vídeo  o digital, se podrán recepcionar en la siguiente sede:

-          Ayuntamiento de Casabermeja:
Miércoles y Viernes de 8:30 a 14:00h

“LAS COSAS DE EL LUGAR”: Brigadilla Social

Caracaballo no se portó mal con nosotros. Era de la Brigadilla Sosial. Tenía compromiso con alguien…tenía mala fama, había pegao mucha leña. A mí, no. (Miguel): “quieres ir a orinar, ¡venga!”
Cuando la manifestación de Carrillo, allí estaba él, pá conocer a la ente. Otra ves estábamos reuníos cerca del teatro Cervantes, pá ir a una manifestación, pasó también mirando, pá captarnos y después darnos leña.
Cuando la manifestación de la Autonomia, que salió de la Plaza de la Mersed, ¡lo que había allí, tos los pueblos, mueres, niños!, pues allí pa bao estaba él…Cuando la ente iba má callá, El Churrete: ¡Viva la clase triabajadora!... y Pepe Flores echó una cantá de gallo, Chiquillo.
Buscaban cosas que pegaran: “Suares, so puto, queremos un estatuto.”

Transcripción: Luis Torremocha

“LAS COSAS DE EL LUGAR”: Una detención (continuación)

Chiquillo, no lo admitían que nos fueran a echar tan pronto. Uno, ¡qué el Señor lo tenga en su santa gloria!, má sinvergüenza, na má que con el oío puesto. Después no le hablaba a nadie. Se levantaba de madrugá y no daba ni los bueno días…
Cuando mus metieron presos, nadie sabía ná. Cuando ya se dío por lo que era, él desía: “lo que era mester es que le metieran una que muaran el pelleo”.
(Antonio) un tío político de mi muer, Urbano, guardia sivil, vino a hablar con el cabo, que era su amigo: “mira, que esta ente es buena, que te tienes que portar bien con ellos…”
Cuando yo entré en Nateras, el día de S. Antonio, éramos 4 ó 5 Antonios (Antonio El Brevo, Antonio Luque y su ío y yo, o el ío entró má tarde). El primo del Nene, Carlos, mus trao unos resfresquitos. De Nateras mus llevaban, de noche, en un 1.500 a la comisaría a declarar.
Bueno, cuando yo llegué, ¡mira que panorama!: estaba “Jorge”, maniatao al pasamano de la escalera, Benardo al manillar de una moto que había allí.
Miguel: “yo estuve también atao a la moto. A las cinco de la tarde me disen:’ ¿tú has comío? ¡Yo qué voy haber comío!, ¿tienes dinerillo alguno?, alguno tengo, pues dame que vaya y fue por un bocaillo.”
Frasquito el de Rigos:” yo estuve en los dos laos, en la escalera y en la moto, noches enteras.”

Transcripción: Luis Torremocha

“LAS COSAS DE EL LUGAR”: Una detención

Cuando venías de trabaar, tú Miguel, había llegado el Coche (Frasquito). Estaba la parea de la guardia sivil y le preguntaron a alguien” ¿viene Miguel ahí?. Yo no sé…,” te vieron y te detuvieron, le diste el bolso a…, no me acuerdo., a una: “dáselo a mi muer.”
Estuve allí, en Nateras, un día. A eso de las 8 la tarde: “¿Tú te quieres ir a tu casa?”, me dío un guardia sivil. “¡¡No voy a querer irme!!”. Me dieron las cosillas que m’ habían quitao y me vine.
A los que pillaron menos metíos, le dieron largas a tós. Si no hubiera sío sonás ( Frasquito).
Cuando nos metieron presos a la trupe aquella noche se desataron en el Casino: que si tos tenían ensima 12 años y un día, ¡¡que si eso de un día!!... A mi primo 18 años, a mí 12 (Antonio).
Un asturiano qu’ a la mujer de desían La Borracha dío: “eso lo tengo yo visto, dentro de 10 días están aquí tós. Puen quear uno o dos de los cabesillas.” Y así pasó.

Transcripción: Luis Torremocha

“LAS COSAS DE EL LUGAR”: “Nuevos riquillos”

Había quienes no tenían una gorda y s’ hisieron riquillos: y ¿cómo se enrriquesían?: si le pedían prestao 1000 pts. le daban 2000 y así quearse con las tierras.
“Me hasían falta 1000 pts.que se va a casar mi ía”.
-Con mil pts., qué vas a haser, si quiera dos mil.
-Si te las pueo pagar te las pago en la Feria, en agosto…
-y si no te recoo las tierras”.
Se las llevó. Apañó el dinero con el agosto, fue a pagarle y el otro le dío que no, que las tierras.
Por la calle s’ encontró a un amigo, con poder y pariente del prestamista, y se lo contó:
-“¿Qué te parese tu pariente?”
-Eso dise; pues tú te vas a tu casa y no vayas má en busca d’él. Verás cómo él te busca. Y si se pone la cosa fea tu le dises que vas a depositarlo en el jusgao.
Al rato vino por ellas

Transcripción: Luis Torremocha

“LAS COSAS DE EL LUGAR”: Cuando iban a los cortijos por tó

En Málaga había unas del Lugar, que eran mu populares. Una de ellas era Frasquita La Señor Pepe que tuvo una fondilla en l’asera en frente de Auxilio Social. (Pepe El Duque: yo m’acuerdo, era chico, una noche que yo estaba allí una radio, La Pirináica, o radio Moscú, dío que había muerto Largo Caballero, pero que vivía. Yo no entendía”: ¡cómo va a vivir si está muerto”).
Frasquita La Señor Pepe la tuvieron presa por culpa de un tontón: Cuando ordenaron de que fuera tó el mundo a los cortíos por trigo, - es que la ente de Antequera estaban requisando el trigo, los garbansos, tó, en los cortíos.- La ente del Lugar dieron: “nosotros tenemos que haser lo mismo y ya que tenemos la ilesia vasía, ahí lo vamos echando tó.”
- Chiquillo, se va a liar;
- Hombre, que no se va líar.”
-¡¡Venga, a por trigo!! ¡!
Fueron la mayoría a Las Ventas, otros al cortío Arroyo. Uno, después, se puso el gorro de falange y fue el último gorro que se quitó. Fue al cortío Arroyo y se trajo las sogas negras de la yegua y los sombreros de palma.
Algunos se trajeron joyas, después s’ aclaró que fueron los que habían ío por el trigo y no ellos.
Alguno de los que se trajo joyas se lo vendió a Frasquita La Señor Pepe, que estuvo unos cuántos años en la carsel por haber comprao aquello…
Tós los que habían ío por trigo los metieron presos en el verano del 36.

Transcripción: Luis Torremocha

“LAS COSAS DE EL LUGAR”: VISITA DEL GOBERNADOR

  Cuando vino un gobernador a El Lugar que se llamaba Caracuel… A ese le leí yo un comunicao, porque era presidente de l’ Asosiasión de Vesinos (Frasquito el de Rigos).
      El gobernador se metió en el coche, pegó un portaso: “yo sé que hace falta, pero hay que pedir las cosas de otra manera”. Era el tema del agua. “Me dieron que yo tenía que haberle explicao el acuerdo al que habíamos llegao antes (Frasquito).
     Bueno, antes la gente  empesó a sacar pancartas y el gobernaor  pegó un puñetaso en el  capó de un coche. Chiquillo, la guardia sivil se deó  de ir a los que tenían las pancartas, se formó un sambaleo, un voserío.
     El ayuntamiento pagó una pancarta má grande y l’ Asosiasión de Vesinos otra. A la del ayuntamiento le habían puesto “BIENVENIDO SR: GOBERNADOR”.
     Estábamos en la Juenteabao, esperando. Entonses el alcalde mandó bajar la de BIENVENIDO, por teléfono y se entendió malamente, que se quitara, que no la  sacaran. No veas cómo se puso el alcalde.
     Cuando se quitó de gobernador  acabó de gerente de una empresa en Barselona, trabajaba uno de El Lugar y le dío “tu eres de Casabermeja, pues la que me liaron allí.”
     Yo era consejal (Antonio), s’había desidío no ir (al resibimiento), pero yo fui y presisamente fui  el que habló con el gobernador:
-Yo no sé cómo en este pueblo no  hay industria de trabaar  cosas de l’ arsilla
-Mire, es que aquí el problema, el principal problema es el agua, que no tenemos agua y pá eso hace falta mucha agua. Ademá esta tierra es mu dura, fuerte y tiene mescla de cal y entonses – yo he tenío amigos qu’ han sío  teeros- hay que machacarla bien y expulgarle toa la cal  y tirársela fuera; si no, al coserla,  lo que se hasía era un boquete, que le llamaban “granaso.”
También se raja y hay que rebaarla con con otra tierra blanca que se revuelve y ya se pone buena

Transcripción:Luis Torremocha

“LAS COSAS DE EL LUGAR”: SIN COMPOSTURA

Había algunos que no tenían compostura, los menos, pero…
Una ves llegó uno ancá Pepe El Pardo:
-Pepe, ponme ocho vasos de vino
-¿Ónde están los otros?
-No, yo solo
-Y… y tu te vas a beber seguíos los 8
-Claro
-Y ¿eso?
-Hoy traigo má ganas que nunca, he pillao a mi mae casándose con uno.

Transcripción: Luis Torremocha

“LAS COSAS DE EL LUGAR”: Rancansinas

Baillo, coillo, estaba pá irse a la mili. Estaban escardando en Lo Morfi: él, su padre y Juan Galán y le dise Juan Galán: Tú cuando vayas a… al regimiento, a alegar, a donde fuera, allí te preguntarán que qué vas a alegar; ¡¡vayas a desirle lo de la pierna, mira que te hasen soldao!! Cuando te pregunten: “Vd., ¿qué es lo que alega “?, tu le dises que eres sobrino de Arriblanco Barbero, (hermano de su madre). Me parese que con eso tienes bastante. Pero si acaso no valiera, le pegas una sancaá.
“¡Nosotros de parte de mamá tenemos una influencia que no veas!!”, el padre desía esto y le daba una risilla.

Transcripción: Luis Torremocha

“LAS COSAS DE EL LUGAR”: La Crus de Piedra

        Es que cuando La República dieron una orden de que nada de las cosas religiosas podían  estar en las calles, tenían qu’ estar dentro de las ilesias.
      La Crus de Piedra fue una de las qu’ echaron abao. Le partieron un braso a pesar del cuidao que pusieron, se les fue…la metieron en la ilesia y le pusieron el cacho roto al lao… que luego lo arregló Juan Corin: le hiso un aguero, le metió un hierro y una cosa que ellos hasían que pegaba el hierro con la piedra.
      En la crus había una incrisión en latín…que no se podía leer, por debao de los brasos.
                  La crus la’ han tenío qu’ haser  de esa clase de piedra que hay en “Las Piedras de                      Mitra”
               Siguen vistiéndola. La de madera está en mi cámara, si no la guardan ya en otro sitio La hiso Paco Corro o Cristóbal El Carpintero, por encargo de mi suegra (Antonio).
Transcripción: Luis Torremocha