“LAS COSAS DE EL LUGAR”: Juan Pintamona

“Cuando mi ío Juan se fue a la mili-contaba- me sitaron en el cuartel. Llegué allí:
-Vamos a ver, Vd. tiene una multa aquí de 1000 ptas y, si no la paga Vd. en sinco días, va ir a la carsel.
-De esa manera
-De esa manera
-Y ¿por qué?
-Yo no sé. Vd. tiene esa multa…
Me fui pá mi casa y le escribo a mi Juan contándole… y es que mi Juan, sin yo saberlo había echao, también, con los guevos un poquillo de harina y yo no m’había enterao.
Me sitaron otra ves y había un guardia que era de Cauche y áquel m’honró.
-Vamos a ver, Vd. tiene una multa de fiscalía.
-Sí, eso me dío el guardia el gordo.
-Bueno, a Vd. lo pillaron vendiendo harina u algo
-No, yo no sabia ná…es que mi ío echó un poco de harina…y él está en la mili.
-Bueno, pues Vd. se va a su casa tranquilo, que no tiene que preocuparse por esto. -Cuando venga su ío que lo pague él…
Y es que su ío lo había arreglao allí…, hasta lo castigaron. Entonses las multas de fiscalía se pagaban en la mili, en el calaboso.

Transcripción: Luis Torremocha

“LAS COSAS DE EL LUGAR”: Cocurito

Estaba Cocurito y el Pipitan ahí enfrente, en El Almendral, en un caminillo, delante de una ilesia que montaba Cocurito…cantando sus cantes de ilesia, ♫♫ tal y cual… y el Pipitan tiró un tiro:¡ pon!. Cocurito pegó un bote y salió roando el pecho abao…Cuando se repuso, sube p’arriba…
El Pipitán: “¿¡Cómo es que l’ he pegao!?”
-Paquillo, pero ¿qué hases?
-Chiquillo, tate callao, unos casaores forasteros m’han pegao un tiro, mírame la corvera... verás el boquete que tengo en la espalda.

Se fue Cocurito con su sobrina a Málaga y como andaba mal vestiillo un día la polisía se lo llevó a la comisaría. Ël siempre pá la hora de comer estaba en la casa.
Que no llegaba, que no llegaba. Ya de noche vuelve:
-Pero ¿onde t’has metío?
-En el calaboso...
Y ¿por qué?
-Y, y… yo que sé…
Ya entonses, antes de salir desía: “bueno, vendré a la hora de comer… ¡si no me meten preso!”

Transcripción: Luis Torremocha